Pablo Ínsua, uno de los mejores centrales de #laliga

Pablo Insua es uno de los arzuanos más laureados en el mundo del depor te, pues hablamos de un futbolista de Primera División, integrante de la plantilla de la SD Huesca en los últimos cursos. Parece que fue ayer pero han pasado ya ocho años desde que el defensa central debutase en el fútbol profesional de la mano del RC Deportivo, tras haber militado un buen puñado de temporadas en la cantera de la entidad blanquiazul. Su paso defnitivo al primer equipo se produjo en el curso 2013/2014 de la mano de un Fernando Vázquez que le dio la alternativa, otorgándole la titularidad en todos los encuentros ligueros. En el mes de marzo de 2014 frma la renovación con el
Depor pero el caos absoluto en la entidad coruñesa hace que en agosto de 2015 se marche cedido al Leganés, donde se queda dos temporadas, para posteriormente ser traspasado al Schalke 04 alemán por una cantidad cercana a los 4 millones de euros. Pablo no tuvo suerte en Alemania y estuvo alejado de los terrenos de juego por una pleuritis y al comienzo del curso 2018/19, ya curado del problema de salud, fue cedido a la Sociedad Deportiva Huesca, conjunto recién ascendido a Primera División por entonces. En tierras oscenses comienza su calvario con las lesiones, pues se rompe los ligamentos de su rodilla izquierda en el mes de febrero cuando pasaba por su
mejor momento, siendo titular indiscutible y una pieza fundamental para los suyos. El Huesca termina por descender en la última jornada de esa campaña 2018/2019 y al curso siguiente vuelve a solicitar la cesión del gallego. Insua regresa a los terrenos de juego en el mes de enero de 2020 en un duelo ante el Real Oviedo, a final de curso el Huesca regresa a Primera y ejerce la opción de compra que tenía sobre el central, que se hace poco a poco importante de nuevo y cuando pasaba por su mejor momento otra vez, una nueva piedra
apareció en el camino. Fue hace todavía tres semanas y otra vez los ligamentos le jugaron una mala pasada, esta vez de la rodilla derecha, lo que lo tendrá alejado de los terrenos de juego seis meses. Por si fuera poco, el Huesca volvió a descender en la última de las jornadas y tendrá que volver a reinventarse en Segunda División. El fútbol es así de cruel a veces pero a buen seguro que el arzuano volverá más fuerte para demostrar una vez más que es uno de los mejores defensas centrales del fútbol nacional.

Compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

trece − tres =